«

»

May 30

¿Cómo sumarles responsabilidad a los niños?

Una de las responsabilidades de los padres es darle herramienta sus hijos para ejercer su propia seguridad, sin que ellos tengan que intervenir constantemente. Claro esto va a depender de la edad que tengan los niños para empezar a delegar la responsabilidad.

Algunos cerrajeros pueden adecuar los cerramientos para que los más pequeños no se hagan daño. Pero a veces sus travesuras nos alcanzan metiéndonos en aprietos.

A los más pequeños, les encanta esconder las llaves o siempre por error cerrar con las llaves por dentro quedando la vivienda cerrada, a los más grandes perder las llaves por olvido, pero todo es solucionable si cuentas con buenos servicios de cerrajería.

5 años: Cerrar las puertas completamente

No esconder las cosas, es una de las mejores estrategias, para enseñar el uso adecuado de las cosas. De esta enseñanza dependerá del nivel de paciencia de sus padres, porque algunos niños pueden ser muy rebeldes para acatar las normas.

Pero con mucha constancia, día a día, se les puede enseñar conjuntamente con los adultos a cerrar las puertas cada noche, antes de dormir, o cuando se sale o se entra de la casa, para que puedan valorar la importancia de mantenerlas cerradas.

De igual manera la importancia de verificar que las llaves no estén en el cilindro cuando cierran porque podrían quedar encerrados. Evitando tener que realizar llamadas innecesarias por servicios de cerrajeros en poblesec.

En esta edad, se puede ejercer la responsabilidad guiada de cerrar puertas, pero con la supervisión para evitar que se hagan algún daño en sus manitas, o por no poder alcanzar la cerradura por su altura.

Hasta los 10 años: pasar los seguros y cerrar las ventanas

Cuando los niños están más grandes, ya les hace un juego girar la llave en el cilindro, por lo que encomendarles cerrar completamente la puertas es una buena tarea para ellos.

Como elemento de vulnerabilidad están las ventanas. A los más pequeños les encanta asomarse para saludar a sus amiguitos, vecinos o mirar cuando sus familiares se aproximan. Guiarlos para que valoren la importancia de cerrar cuando vamos de salida es fundamental.

Los niños son esponjas de conocimientos, si de pequeños se les instruye en cómo mantenerse seguros, de grandes no será tarea difícil mantenerse a salvo de los riesgos de ser víctimas de los delincuentes, de igual manera con sus futuras familias.

Hay que recordarles que no hablar con extraño siempre es una regla y no hay excepciones. Incluso cuando los cerrajeros o cualquier extraño visita nuestra casa, ya que podrían ponerse en peligro.

Adolescentes: merecen duplicados de llaves

Los padres a veces no asumimos que los niños han crecido y hay que confiar as en ellos, por lo que confiarles un juego de llaves es un paso en su responsabilidad.

Es cierto que si no hay costumbres las puedan perder, hablarles sobre los riesgos de que las llaves caigan en manos de delincuentes, los harán más motivados a no perderlas de vista. Invitar a extraños a la casa los pone en riesgo, pero estas cosas pueden ser negociables cuando hay comunicación con sus padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>